Donde estamos

Situada en el este peninsular y bañada por el mar Mediterráneo, la provincia de Castellón cuenta con más de 120 kilómetros de litoral donde se extienden largas playas de arena fina, fabulosas calas situadas en entornos agrestes y formaciones rocosas de gran belleza con altos acantilados.
Castellón se distingue, además, por ser la segunda provincia más montañosa del territorio español. Su agreste interior presenta una gran variedad de paisajes que incluyen bosques de pinos, de hayas, de alcornoques, encinas... paisajes, en gran número, bañados por pequeños ríos que nacen en las comarcas más interiores de la provincia o incluso en los montes turolenses.
Todo ello ambientado por un clima que arrecia conforme nos acercamos al interior, pero que es, por lo general, seco y suave. Estas características configuran un singular hábitat natural, adecuado para una rica y variada vegetación de tipo Mediterráneo, así como para la existencia de un gran número de especies animales.

La provincia de Castellón destaca, asimismo, por albergar un inestimable patrimonio artístico- arquitectónico y cultural, todo un tesoro producto de muchos siglos de historia. Yacimientos prehistóricos, arte rupestre, castillos medievales, monumentos del románico hasta la arquitectura modernista, museos etnográficos, fiestas de tradición milenaria, muestras de la más rica gastronomía... Una interminable lista de vestigios y de legados culturales cuya presencia no debe pasar desapercibida a todos aquellos que visitan nuestra provincia.

Con la mayor superficie natural protegida de todo el territorio valenciano, y también gracias a su rico patrimonio histórico, artístico y arquitectónico, Castellón se erige en destino preferente para aquellos que quieran disfrutar de unas vacaciones completas e inolvidables.