Quienes somos

Los que formamos Irtaventura nos definimos como un grupo joven y activo, de espíritu divertido y aventurero, con un profundo sentimiento de aprecio y respeto por la naturaleza, de curiosidad hacia la historia y la cultura propias, y de carácter inquieto, con muchas ganas de llevar a cabo las ideas que nos van surgiendo.

Como grupo de reciente creación, las características que perfilan a Irtaventura son cualesquiera que puedan definir a una amplia mayoría de la juventud. Estas son:

Ganas de vivir aventuras y divertirse. Como gente joven que somos, nuestras prioridades consisten, básicamente, en vivir fuertes emociones y divertirnos. En definitiva, pasarlo bien. Recorrer senderos a pie, bajar pistas pedaleando a altas velocidades, adentrarnos en cuevas para maravillarnos con sus caprichosas formas y su colorido, navegar por mar contemplando la costa o descender ríos, atravesando sus rápidos con la adrenalina disparada... En fin, disfrutar de la vida al máximo, que es de lo que se trata.

Aprecio y respeto por la naturaleza. El aire que respiramos, la comida y el agua con la que nos alimentamos, las materias con las que nos vestimos, nos calentamos y nos curamos, la energía con la que nos comunicamos... Tanto nuestra supervivencia como nuestro bienestar son debidas a los recursos que nos ofrece nuestro planeta. Qué menos, entonces, que estar agradecidos a la naturaleza y sentirnos deudores de ella. Nuestra filosofía, así, nos lleva a ser conscientes, en cada una de las actividades que realizamos, de hasta qué punto las podemos hacer gracias al entorno que nos rodea. Y todo ello nos impele a valorar cada árbol, cada planta, cada animal, cada monte, cada río... en definitiva, cada componente de la naturaleza con el que nos topamos en nuestro camino, así como nos motiva a transmitir esos valores que nos definen como grupo.

Curiosidad hacia la historia y cultura propias. En un mundo en constante globalización, cuyos avances en plena era de la comunicación lo hacen cada vez más homogéneo, es constante la pérdida de referencias históricas y culturales que definen a un pueblo como tal, que lo singularizan, que le dan valor y que, a su vez, mantienen ese concepto de diversidad cultural, un valor tan imprescindible como amenazado. El patrimonio artístico y arquitectónico de un pueblo, los quehaceres de sus gentes y la forma de sustentarse, su gastronomía, sus aficiones, su música y hasta sus juegos son un fiel reflejo de la historia y la cultura de un pueblo, de una comunidad. Es por ello que, desde Irtaventura, organizamos packs donde se combinan actividades recreativas y deportivas con otras culturales, según el ámbito en que se desarrollan dichas actividades. Además de hacer senderismo, bicicleta, equitación, espeleología, barranquismo, rafting... visitamos castillos, masías, antiguas minas, museos, arte rupestre, etc. Esto convierte nuestras ofertas en vivencias inolvidables y completas, en las que el participante, además de divertirse y hacer deporte, conoce y aprende un poco más acerca de la cultura y la historia de los lugares donde se encuentra.

Espíritu inquieto, que es el que nos ha llevado a emprender esta aventura que consiste, más que nada, en llevar a cabo aquellas ideas que nos puedan ir surgiendo. La riqueza de nuestra tierra tanto en patrimonio natural como cultural ensancha las posibilidades de entretenimiento y diversión. Por eso, en Irtaventura estamos constantemente planificando nuevas actividades a fin de tener una oferta lo más variada posible.